Método de Armonización Prenatal M.A.P.

Qué es el Método de Armonización Prenatal (M.A.P.)

Este Método es un acompañamiento para mujeres o parejas gestantes con soporte de tipo emocional y desde una perspectiva psicológica. Está basado en los aportes de la Psicología Peri y Prenatal que estudia la importancia de la vida intrauterina, las huellas prenatales, así como las terapias adecuadas para sanar esas huellas si son negativas.

Busca desarrollar un vínculo afectivo profundo y potenciar el embarazo, empoderar a la madre y sentar los cimientos para un desarrollo físico, emocional y mental óptimo del futuro bebé.

 

¿Qué se logra al aplicar el Método?

Que la madre:

  • Adquiera seguridad en sí misma y confíe en su cuerpo y en el proceso natural de dar a luz.
  • Aprenda herramientas básicas para manejar sus estados emocionales, para desarrollar y confiar en su percepción intuitiva.
  • Se empodere, siendo capaz de tomar decisiones basada en su intuición, en el conocimiento de su cuerpo, complementándolo con información confiable. Evitando así sentir el agobio de muchas voces opinando acerca de lo que debería hacer.
  • Fortalezca el vínculo con el bebé.
  • Prepararse psicológicamente para un buen trabajo de parto y un parto óptimo para la madre y el bebé.

 Que el bebé:

  • Viva en condiciones óptimas su vida prenatal para poder desarrollar todo su potencial en sus dimensiones física, emocional, mental y espiritual.
  • Reciba todo el apoyo que necesita para desarrollarse en armonía y construir una personalidad sólida que luego le permita llegar a ser un adulto con alta autoestima y seguridad personal.
  • Nazca con unas bases fuertemente cimentadas que le permitirán ser un adulto estable, con una alta autoestima, con facilidad para interactuar y adaptarse a los cambios y a los entornos. Disminuyendo los traumas psicológicos, adicciones, fobias y tendencias depresivas.
  • Fortalezca el apego a sus padres entendido como una forma sana de relacionarse.

Que la pareja o la madre:

  • Viva plena y conscientemente el embarazo, convirtiéndolo en una experiencia placentera y de crecimiento personal donde desarrolle un fuerte vínculo afectivo con el bebé, preparándose así para un parto feliz y para ser padres tranquilos, con la satisfacción de haber hecho todo lo necesario para generar las mejores condiciones para el desarrollo del bebé.
  • Genere vínculo y comunicación con el bebé, creando un sólido vínculo afectivo con él/ella, influyendo así positivamente en su personalidad optimizando todos sus potenciales.
  • Revise sus creencias y adquiera un conocimiento sobre el impacto de la vida prenatal basado en investigaciones científicas.
  • Armonizarse y así optimizar el embarazo y así sentar las bases para un desarrollo óptimo del futuro hijo/a adulto.
  • Formar un adulto más provechoso y así, contribuir a sanar la sociedad desde su estructura base de la familia.
  • Participar en la transformación, desde la raíz y favorecer la construcción de una sociedad más pacífica y armoniosa.
  • Aprender a manejar las emociones. (Técnicas Bioenergéticas)

En la sociedad

El medio ambiente empieza en el vientre y afecta el desarrollo del feto, con efectos a largo plazo en el niño y en el adulto (Glover et al, 2001). Como se afirma en CEPPS (Childhood and Early Parenting Principles) 30% de la violencia doméstica empieza durante el embarazo. La violencia tiene un impacto en el cerebro fetal y un efecto durante toda la vida en el adulto, predisponiendo a la agresión y a los comportamientos antisociales, violencia y crimen. Las entidades de salud y de servicios sociales recomiendan intervenciones tempranas para evitar estas conductas de riesgo y las evidencias recientes del desarrollo cerebral demuestran que dichas intervenciones son más efectivas si se realizan desde la gestación.

Tal como lo proclama Thomas Verny, uno de los fundadores de la Psicología Peri y Prenatal, “El vientre es la escuela del mundo”. El bebé dentro del vientre está influenciado por su medio ambiente, principalmente por su madre, sus pensamientos, sentimientos y relaciones.

En este sentido, el M.A.P. es una medida preventiva que tiene beneficios para toda la sociedad. Al transformar profundamente a la madre gestante, está impactando también a su pareja, su familia y de rebote a la sociedad como conjunto, y al beneficiar el desarrollo de la personalidad del futuro bebé está también contribuyendo a generar futuras generaciones más pacíficas y felices. Además, las mismas facilitadoras y formadoras viven un proceso de descubrimiento de sus potencialidades y capacidades en transformación social, brindándoles empoderamiento y sentido de vida.

El M.A.P. aporta a la disminución del costo social de intervenir situaciones relacionadas con la violencia, el consumo de drogas, problemas de salud mental, entre otros, en la medida en que incide directamente en la creación de vínculos fuertes entre padres e hijos desde la gestación y el involucramiento parental es un factor protector de conductas de riesgo, considerado altamente potente por los expertos en prevención.

Así mismo, se ha evidenciado que el M.A.P. estimula la creación de redes de apoyo entre gestantes, en particular cuando este método se implementa de manera grupal, pues existen pocos espacios de socialización entre mujeres gestantes, así que tomar el M.A.P. se vuelve una oportunidad para reconocer que no están solas, ver que otras mujeres y parejas tienen los mismos temores, intercambiar ideas, soluciones, etc.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES